lunes, mayo 30, 2005

Stop poetry!

Un fantasma recorre España: es el fantasma de la retorica (política): con interés presta uno oídos a lo que dice en los medios cualquier responsable político (el Campeón Mundial de la Retórica es ZP), y no se enterará de ná porque a buen seguro elaborará su discurso con una inmejorable artillería de metáforas hueras. Lo grave es lo que esto significa: que los responsables políticos nos toman por tontos o por débiles: consideran que no somos capaces de soportar la verdad desnuda y, por ello, han de disfrazárnosla poéticamente. Pues bien: hora es ya de exigir a nuestros políticos profesionales que se olviden de la realidad poética y virtual y se encaren con la realidad real de las cosas, y que, cuando a ella se refieran, lo hagan lisa y llanamente. La democracia empieza por y con las palabras. Y su contrario también. Que se lo digan a FJL o a PM.
---

ACTUALIZADO 13:40 horas

Poéticas declaraciones de ZP, según reporta hoy EL MUNDO online:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado en una declaración institucional que el "proceso de ratificación" la Constitución Europea debe continuar a pesar del revés que ha supuesto el rechazo de Francia al Tratado. Zapatero cree que aún deben pronunciarse el resto de países que no lo han hecho [SOLTAR EVIDENCIAS ES UNA DE LAS PEORES FORMAS DE RETÓRICA HUERA] y que entonces será el momento de "reflexionar sobre los pasos a seguir" [POETRY].

El presidente del Gobierno subrayó que los españoles hicieron "lo correcto" [POETRY] al apoyar en referéndum el Tratado Constitucional de la UE y aseguró que este texto "acabará superando los obstáculos" [POETRY], porque Europa "no es el problema", sino "la solución" [POETRY] .


Zapatero afirmó que los líderes de la UE deben tomar nota del "malestar" [POETRY] que expresa el resultado de la consulta francesa y habrán de "redoblar esfuerzos" [POETRY]para explicar que el Tratado Constitucional consagra los derechos y el "modelo social" [POETRY] de los europeos.

Tras expresar su "respeto" ante la voluntad expresada por el pueblo francés, el jefe del Ejecutivo insistió en dejar claro que, una vez concluya el proceso de ratificación del Tratado en los veinticinco países de la UE, será cuando los líderes de la Unión habrán de "hacer balance" [POETRY].