martes, mayo 24, 2005

Mi hermosa floristería

El gobierno amateur de Zapatero empieza a dar risa, de verdad. Hay justificaciones que, de tan reales, resultan ridículas (basta escuchar a Moratinos hablar del despiste de la floristería). O esa cena de los idiotas... Este gobierno amateur no sabe explicarse, no sabe cómo publicitar bien su buena acción de gobierno (que la habrá, digo yo...). Y cuando se explica, insisto, quedan como la Charito. Y luego llegan los colpistas (de COPE + golpe) y se descojonan al tiempo que se escandalizan o se escandalizan al tiempo que se descojonan (el desatado Federico, por cierto, está de atar...). En fin, que esto no tiene muy buena pinta...