jueves, mayo 19, 2005

Los pies de la justicia

Leído hoy en por ahí (www.terra.es)

"Knorr pide PNV-EA mantengan Atutxa y no le abandonen ante juicio

El ex vicepresidente del Parlamento vasco y ex secretario general de EA, Gorka Knorr, reclamó hoy al PNV y a EA que mantengan la candidatura de Juan María Atutxa a la presidencia de la Cámara para no dejarle abandonado ante el proceso judicial por la no disolución del grupo de Sozialista Abertzaleak.

En una entrevista en ETB recogida por Efe, Knorr señaló que el 'momento más duro' de su vida fue cuando su partido, Eusko Alkartasuna, le 'dejó a los pies de la justicia' en ese proceso al no incluirle en las candidaturas al Parlamento vasco, con lo que ha perdido la condición de aforado. 'Fue un gesto inhumano que tu partido te inhabilite antes que los jueces', dijo Knorr, quien consideró que Atutxa, Kontxi Bilbao y él mismo tienen 'todos los visos de ser condenados, al menos en primera instancia' por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, por no cumplir la orden del Supremo de disolver Sozialista Abertzaleak.

En este contexto, sostuvo que PNV y EA 'hacen bien en defender a Atutxa porque es un presidente inmerso en un proceso en los tribunales impulsado por el PP y secundado por el Partido Socialista' y sería una 'dejación' retirar su candidatura.

Por otra parte, Knorr comentó que 'por lealtad' informó a la dirección de su partido, cuando ya no era secretario general, de 'movimientos en el seno de ETA en diciembre de 2003 y enero de 2004' tendentes a posibilitar un proceso de paz."
---

NOTA DE MANOLO: se queja y lamenta el Sr. Knorr de que su partido le haya dejado "a los pies de la justicia". Extraño concepto de la justicia debe de tener el Sr. Knorr cuando su sometimiento y aplicación los considera él poco menos que una violación intolerable de sus derechos más elementales... Porque si esto es lo que dice cuando la ley se aplica, qué dirá cuando lo que se cometen son injusticias mayúsculas...!? En fin, al Sr. Knorr le debe de parecer que los pies de la justicia huelen mal. Qué se le va a hacer...