jueves, abril 28, 2005

Prados y matorrales...

Se anuncia hoy (o fue ayer) la paralización (y van...) de las obras de ampliación del Museo del Prado. Obras que están gafadas, no hay otra explicación... Las del Prado las paralizarían aunque se tratara de obras de reducción de la pinacoteca. Incluso un incendio (no lo quiera Dush) quedaría paralizado en el Prado.

En otro orden de cosas, un poco de desorden: se anunció ayer (o fue hoy) la nueva política pro-violencia-en-las-calles promovida por Jeb Bush, miembro de esa familia-plaga tan dañina para el Medio Ambiente, el Medio Oeste y el Medio Oriente, en virtud de la cual, cualquier delincuente podrá no sólo llevar armas por la calle y hacer uso de ellas siempre que las haya adquirido en una ferretería, sino utilizarlas en caso de "sentirse" amenazado por un extraño. O por un conocido, que cualquier forma de acabar con el paro es siempre bienvenida. No hace falta ser muy sagaz para darse cuenta de que Jeb Bush no ha inventado nada: su política pro-violencia-en-las-calles es un puro calco de la que practica su hermano George en el mundo: ¿que se siente amenazado por un país con armas de destrucción masiva aunque no las tenga? Oye: una amenaza es una amenaza: bombazos al canto y aquí paz y después petróleo. Amén.