lunes, abril 25, 2005

Arcadirrealidad

"Las lenguas no están bien ni mal, sino que están o no están, ..." (Arcadi Espada en www.arcadi.espasa.com, 23 de abril de 2005, comentando ciertas declaraciones de Rafael Sánchez Ferlosio aparecidas en prensa ese mismo día.)

Ciertamente: una lengua mal usada (mal hablada) no está peor que una lengua bien usada. Si una lengua es, entre otras cosas y quizá como primera cosa, un instrumento de comunicación de pensamiento, le ocurre lo que a todos los instrumentos: puede emplearse mejor o peor. Un martillo mal empleado producirá clavos mal clavados. Una antena de televisión mal orientada producirá sintonizaciones deficientes. Y así sucesivamente... Es el producto, el resultado, del empleo del instrumento lo que acaba mal, no el instrumento en sí. Una lengua empleada con simpleza, con desconocimiento, descuidadamente, provocará pensamientos simples y romos. Y una comunidad de hablantes con pensamiento simple y romo provocará ciudadamos simples y romos y que, retroalimentados de su propio pensamiento simple y romo, serán incapaces de emplear con soltura su idioma. A las lenguas, en fin, les importa un bledo la suerte que corran sus hablantes.